GARBANZO

Esta leguminosa mejora el tránsito intestinal y contribuye a que la absorción de los hidratos de carbono sea menor. Tiene muchos minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio; es especialmente rico en vitaminas B1, B6 y ácido fólico.