ARROZ SALVAJE

Posee un alto valor nutricional y es bajo en calorías. Aporta zinc, magnesio, hierro, potasio, cobre, calcio, vitaminas A y B y, sobre todo, ácido fólico. Por si fuera poco, ayuda en el tratamiento de enfermedades cardiacas, estimula el crecimiento en etapas tempranas, retarda los signos del envejecimiento, fortalece los huesos, optimiza el proceso digestivo y estimula la pérdida natural de peso.